Apadrinar a un animal es mucho más de lo que te imaginas.
Es entregar un trocito de tu corazón a un ser indefenso que te necesita.

Con el apadrinamiento no solo le estás dando la oportunidad a ese animal de vivir una vida en condiciones, sino que lo incluyes en tu vida. Se crea un vínculo especial con él y aunque estés lejos te conviertes en su familia mientras encuentra un nuevo hogar.

Los perros y gatos que rescatamos te necesitan porque tienen enfermedades crónicas, cirugías pendientes, alimentación especial o bebés. También precisan de tu ayuda los que tenemos en nuestras residencias, a los cuales todavía no les hemos encontrado una familia.

En esta sección es posible apadrinarlos, mientras se recuperan o encuentran una familia definitiva que los adopte. Hemos puesto algunos de los que tenemos ahora mismo pero TODOS necesitan igualmente ayuda.

JENNY

LAIKA

TONE

DUCHESS

MARÍA

DORIAN

NANCY